microprocessor 152599 1280

Como aplicar pasta térmica a un procesador

La pasta térmica, compuesto térmico o masilla térmica como se conoce, es un producto denso que está compuesto por diferentes materiales. Esta pasta debe aplicarse al procesador antes de la instalación de una solución de refrigeración.

Hace poco leyendo leyendo por un blog de tecnología vi las diferencias entre los microprocesadores Snapdragon & MediaTek se me ocurrió escribir un post para mantener la salubridad de tu CPU, y diréis le hace falta este tipo de mantenimiento a un microprocesador la respuesta es obvia sí.

La aplicación correcta de la masilla térmica es muy importante, porque es lo que va a garantizar que el CPU funcione perfectamente. Por ello es necesario saber cómo aplicar la pasta térmica a un procesador.

🎮Índice
  1. ¿Qué es la pasta térmica?
  2. Componentes cerámicos
    1. Pasta térmica metálica
  3. ¿Cómo aplicar pasta térmica a un procesador?
    1. Punto grande de pasta térmica
    2. Colocar cinco puntos pequeños
    3. En forma de cruz
    4. Extender pasta térmica
    5. Colocar directamente en el disipador
  4. ¿Por qué es importante la correcta aplicación de la pasta térmica en un procesador?
  5. Procedimiento para aplicar la pasta térmica en un procesador
    1. Seguir las instrucciones del fabricante
    2. Abrir el ordenador y quitar el disipador
    3. Limpiar la superficie del disipador y el procesador
    4. Aplicación de la pasta térmica
    5. Colocar el disipador

¿Qué es la pasta térmica?

Es una masilla de color gris plateado que se presenta en diversas formas, la más común es un tipo de líquido espeso y muy denso. Este material proporciona una alta conductividad térmica por ello se aplica entre la superficie de contacto disipador y la superficie superior del procesador.

El objetivo de la pasta térmica es mover el calor de la superficie superior del procesador a la superficie de contacto disipador. Es decir, la pasta térmica tiene como objetivo servir como elemento físico intermediario entre el disipador y el procesador.

Esto con la finalidad de que el calor que produce el procesador se mueva a través de la pasta térmica y llegue hasta el disipador. Para que el disipador por medio de sus ventiladores lo envíe al exterior.

La pasta térmica debe ser aplicada cuando el ordenador se calienta demasiado, porque el procesador debe tener la temperatura adecuada. Existen diferentes tipos de pasta térmica, pero las más usadas son:

Componentes cerámicos

La principal característica de la pasta térmica cerámica es que tiene un color blanquecino. La composición de este producto se basa en un polvo de cerámica en forma de suspensión en una mezcla líquida, por lo general es una sustancia como silicona.

Esta es una pasta muy económica que suele encontrarse en tiendas especializadas en electrónica. Pero no se recomienda su uso en componentes del ordenador porque las temperaturas que absorben los componentes de un ordenador son muy altas.

 

Pasta térmica metálica

Este producto es parte de una base tipo silicona a la que se le agregan metales como plata o aluminio. Los cuales ofrecen una conductividad térmica mayor que la cerámica y soportan altas temperaturas.

 

¿Cómo aplicar pasta térmica a un procesador?

Existen varios métodos o técnicas para aplicar pasta térmica a un procesador, los resultados van a depender del tipo de superficie del disipador. Estos métodos son los siguientes:

Punto grande de pasta térmica

Este es el primer método que puedes usar para aplicar pasta térmica a un procesador, consiste en colocar un punto en el centro del IHS. Después al colocar encima el disipador la presión hace que se extienda la pasta térmica por la superficie, lo mejor de este método es lo fácil que es.

Pero tiene sus desventajas porque la cantidad que coloques puede ser mucha o poca y se debe tener mucho cuidado cuando se va a colocar el disipador. Este método tampoco garantiza que la pasta térmica llegue en buenas condiciones a los extremos IHS.

 

Colocar cinco puntos pequeños

Este es el segundo método que consiste en aplicar cinco puntos pequeños distribuidos como la forma de un dado. El uso de este método garantiza que la pasta térmica quedará distribuida correctamente por toda la superficie del IHS del procesador.

Cuando este proceso se hace de forma correcta la distribución de la pasta térmica queda casi que perfecta.

 

En forma de cruz

La aplicación en forma de cruz es el tercer método que se puede usar para aplicar pasta térmica a un procesador. Consiste en hacer una cruz en la superficie del IHS del procesador, teniendo cuidado que las líneas que formes sean muy finas, para no colocar una gran cantidad del producto.

Esta es una técnica muy peligrosa porque se corre el riesgo de colocar las líneas hacia el borde o que no se coloque suficiente y no se distribuya de forma correcta.

 

Extender pasta térmica

Este cuarto método es más complejo y consiste en colocar un poco de pasta térmica en el IHS y extenderla por toda la superficie de forma uniforme. Con este método es posible controlar la cantidad exacta de pasta térmica que se requiere sin correr ningún riesgo.

Se recomienda este método para personas expertas que buscan la mayor durabilidad y el mejor rendimiento de la pasta térmica en su procesador. Deben utilizar una especie de espátula para esparcir el producto y tratar de no derramar la pasta por los bordes.

 

Colocar directamente en el disipador

El uso del quinto método se recomienda en disipadores con tecnología de contacto directo y que tienen enormes huecos entre las heatpipes. Además con este método se corre el riesgo de colocar mucha cantidad del producto.

La forma de aplicar la pasta térmica con este método consiste en colocarla de forma directa en el procesador.

 

¿Por qué es importante la correcta aplicación de la pasta térmica en un procesador?

Aplicar pasta térmica a un procesador de forma correcta es importante porque todo el IHS debe ser cubierto. Esto será lo que garantice el mejor rendimiento térmico de la CPU, cuando la cantidad es insuficiente puede ralentizar el rendimiento del ordenador.

Cada CPU es construido de forma diferente por lo que es necesario asegurarse de que la pasta térmica se distribuya por todo el IHS de forma uniforme

Procedimiento para aplicar la pasta térmica en un procesador

A continuación se presentan los pasos para aplicar la pasta térmica en un ordenador portátil o de sobremesa:

Seguir las instrucciones del fabricante

Es importante que antes de aplicar la pasta térmica leas las instrucciones del fabricante porque cada una tiene componentes diferentes. Además es posible que en las instrucciones se encuentren los pasos para su aplicación.

 

Abrir el ordenador y quitar el disipador

En una superficie plana coloca un paño y encima pon el ordenador, con un destornillador retira los paneles. Después ubica el disipador de calor el cual tiene forma de ventilador y retira los tornillos que lo sujetan.

 

Limpiar la superficie del disipador y el procesador

Para hacer esto debe humedecer un paño de microfibra con alcohol isopropílico y limpiar cuidadosamente el CPU y el disipador de calor.

 

Aplicación de la pasta térmica

La aplicación se hace de acuerdo con el procedimiento establecido en el método o técnica seleccionada.

 

Colocar el disipador

El disipador lo debes colocar sobre el CPU con mucho cuidado para evitar que se rompa el sello creado entre la CPU, la pasta térmica y el disipador.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *